Tres días, tres finales

Últimamente veo muy poco anime, y alguna serie ocasional en plan “slowpoke” de versiones perdidas de la mano de dios. Pues me ha coincidido que he visto 3 finales en 3 días, lo nunca visto, hoygan. Y como hace tiempo que no doy mis impresiones de nada, pues creo que ya tocaba un artículo onanista de estos.

kannagi-banner

La primera de todas es Kannagi. Sé que terminó hace un montón, pero seguía una versión rara, y tenía cero o menos de mono, así que hasta que no terminaron ellos no terminé yo.

Y bueno, la gente me la ponía un poco por las nubes por el personaje de Nagi y eso. La verdad es que el personaje me gusta, es de mi tipo, pero lo que es el anime, es más soso que un bocadillo de tofu. Sobretodo el protagonista, es que tiene una patada en la cabeza el Jin… puffff qué ascazo de persona.

Lo dicho, un anime que sólo vale la pena ver si te gusta el estilo tsundere-pettanko.

toradora-banner

La segunda, Toradora!. Aunque esta tiene truco, no es que terminase de verla, sino que la empecé y la terminé del tirón. Sí, los 25, al estilo del viejo M y sus maratones de vileza extrema.

La verdad, me esperaba la típica normalucha, harem style, pero la verdad es que es de los buenos de ese tipo. Bastante entretenido, las personajes femeninas molan (Minorin rlz, Taiga rlz, Ami rlz, y sobretodo, Yasuko rlz). Además, Ryuuji, el prota, es bastante majete pese a ser un pagafantas más… tiene su gracia cuando lo ves obsesionado con la limpieza, y las caras que pone cuando habla con su gran amigo el moho.

Quizá le falta algo de dramatismo al final, pero es bastante llevadero de ver, y no me siento estafado tras haberla devorado de esa manera.

marimite-banner

Y la tercera, mi amiga y vecina Maria-sama ga Miteru 4. La verdad, esta cuarta temporada, por la mitad y sus capítulos de quality, pues me hizo tener pocas esperanzas… pero que quedaron disipadísimas tras el pedazo de capítulo 11, que me encantó, emocionó, y me hizo amar todavía más a esta serie shoujo tan shoujo y estrogénica. La verdad es que el arco argumental final está genial, y más todavía, cuando esta temporada ya era de los libros que no había leído, así que todo era “desconocido” para mí, al contrario que las anteriores que sí sabía todo lo que iba a pasar y tal.

Habrá que esperar a la 5ª temporada, para que den más bola a Shouko, y para ver que pasa con todo aquello que ha cambiado al final de esta temporada. No diré más para que nadie me acuse de spoilear, ni ciertas personas me arranquen la cabeza como a una gamba.