La temporada 2008-2009 llega a su fin

Y no estoy hablando de fútbol (aunque sí, también llega a su fin, le quedan 2 suspiros), sino de la temporada de series americanas que tanto yo como muchos otros seguimos ávidamente desde hace unos cuantos años, HDBits mediante. Gracias a ellas, las semanas son más llevaderas, y sobretodo, ha creado un nuevo periodo de vacaciones universal, los minimaratones de los martes “noche de series”.

Chuck

2ª temporada. Este “año” (año de series, cual curso escolar, para abreviar xD) hemos podido disfrutar de la vuelta de Chuck, Sarah y Casey, y por los mismos derroteros que en la primera temporada. Tiene sus momentos buenos, pero no puedo evitar sentirme como engañado viendo esta serie, es como si los guionistas se empeñasen en llamarme tonto con los giros argumentales, sacándose personajes importantes de la manga o haciendo que otros personajes aparentemente normales pasasen a ser importantísimos y básicos para la trama principal. Supongo que de eso se trata, y hay que tirar por algún lado para rellenar 22 capítulos de 45 minutos y que sean medianamente conexos. Lo que quizá más me dolió es, que con lo bien que pintaba el penúltimo capítulo, encaminandonos hacia un buen final (de la serie), bastante digno, se acabase la temporada como se terminó. No spoilearé nada, pero vamos, que me llevé un chasco.

En general, y pese a que parece que esté trolleando la serie de más, nada más lejos de la realidad. La serie es simpática, nada pretenciosa, y si te tomas la trama “seria” como lo que es, podemos concluir que pasas un buen rato. Además, los cosplays en los que meten a Sarah son dignos de mención. Ahí estamos, apelando al instinto de ponernos morcillones se llega lejos, desde luego.

Los cameos de la temporada han estado bastante curiosos, con Chevy Chase y Jordana Brewster.

Puntuación: 6. Por no ser pretenciosa, por entretener sin más, y por tener casi un final digno.

Heroes

3ª temporada. La gente que me conoce sabe que no soy el mayor fan de Héroes. La verdad es que salvo episodios puntuales, ni siquiera me gustó la 1ª temporada en su totalidad, la veía como una serie que se moría de hype. Era como para un 7 o así. La 2ª temporada no terminaba de arreglarlo, siendo bastante vomitiva en la mayoría de sus giros argumentales, predecible, y que ponía nervioso a todo aquel espectador con más de dos neuronas. Pero lo de la 3ª temporada ya ha sido de escándalo.

Incluso a gente que conozco que eran bastante fans les ha decepcionado enormemente, la sensación de que les insultaban a la inteligencia pudo con ellos. Ni que decir tiene qué me pareció a mí, cuando ni siquiera la temporada buena me había entusiasmado. Era buena pero no para tanto. Pero joder, lo de esta es que… me quedo sin palabras. Malos que se hacen buenos 2 capítulos, que se hacen malos 3 más, que se hacen buenos otra vez, que se hacen malos otra vez… Ahora tu padre es tal, ahora es cual, ahora es nosequién, y según quien sea, es lo más importante en tu vida y cambia tu forma de ser. Gente estúpida con superpoderes que los usa horriblemente mal, que cuando está claro que pueden avanzar algo con ellos, les sale la moralidad del huevo izquierdo y ya no deben usar sus poderes. Gente a la que capturan 1 o 2 veces por episodio, pero que se liberan con el pene. Cambios de opinión con discursos grandilocuentes que duran 5 minutos, para volver a defender la postura totalmente contraria como si les fuera la vida en ello. En serio, van totalmente a bandazos con el hilo argumental. Es bastante horrible, y la verdad, no tengo ni idea de por qué he aguantado hasta el final.

La verdad es que lo que pasa es que hay personajes que han dopado tanto, con poderes tan importantes y que marcan tanto la diferencia, que a veces a los mismos guionistas se les olvida que los tienen, y no saben por donde tirar para dotar a la serie de un mínimo de interés e intentar dejar los capítulos en un cliffhanger. En esta temporada sólo ha habido 1 capítulo medianamente fumable, para que los neófitos se hagan una idea.

Puntuación: 2. Y estoy siendo generoso, porque ha sido infumable. Ahora creo que no hay ni un solo personaje al que no cruzaría la cara por estúpido. Que alguien les explique que para hacer una serie épica no hay que meter discursitos gafapastas de verborrea culta sin sentido. Mohinder no va a arreglar nada el desaguisado.

House M.D.

5ª temporada. En verdad, tras trollear bastante en los dos post de arriba, tenía que llegar algún contrapunto. Y sí, podría decirse que House es siempre lo mismo: House se mete con los demás, llega un caso, están media hora dando palos de ciego, Hugh Laurie pone cara de estreñido y se le ocurre algo brillante, todo sale bien, House trollea un poco más, roll credits. Sí, así son la mayoría de episodios, pero algo tendrá la serie cuando algo tan simple y tan repetido, semana tras semana entretiene. Además, siempre hay una trama por detrás que abarca varios capítulos que está interesante. Todos recordamos el episodio de 3 historias, la saga de Euforia, la del disparo, la de Amber… pues en esta temporada, también tenemos ración de lo mismo. Hay capítulos realmente espectaculares, como el de Mos Def, o lo ocurrido en los 2 últimos de la temporada.

No todo es perfecto, y por ejemplo, hay cosas que quedan como un pegote (la espantada de Kal Penn me viene a la cabeza), pero vaya. Hay que ser crítico con las cosas horrendas, pero también hay que dejar alguna concesión y apreciar el mérito que tiene que tras tantos episodios largos en tantas temporadas, siga manteniendo el interés que tiene.

Puntuación: 8. No sólo ya por los capítulos resolutivos que hay hacia el final, que forman parte de un mismo transfondo argumental, sino por ser capaz de mantener el interés a pesar de repetir casi siempre la misma fórmula, y por los momentos de genialidad de Hugh Laurie.

The Big Bang Theory

2ª temporada. La primera temporada era bastante divertida, y parecía que no podía mejorar. Pero nada más lejos de la realidad. Y tanto que podía mejorar. La segunda temporada, en casi todos sus capítulos, es hilarante, divertidísima, y llena de momentos épicos. Dejando a un lado que Leonard es un poco cargante, incluso él mola con su historia de amor y despecho con Penny. Pero es que teniendo a Sheldon y a Rajesh, y a Howard y a su madre, es imposible no partirse de risa.

Los desvaríos de Sheldon, que a veces en la primera temporada alguna vez podían hacerse pesados, ahora, no sé si por costumbre o por que lo abordan de forma diferente, son el pilar de la serie, en la que no puedes dejar de pasártelo bien viéndola.

Puntuación: 9. Mejorando la temporada anterior, y en constante superación, voy a pasar un verano solitario esperando a que vuelva en Otoño.

Prison Break

4ª temporada. Lo que tengo que poner sobre esta serie viene a ser lo mismo que he puesto sobre Héroes, con la diferencia que esta serie sí que tenía una 1ª temporada de 10 con hype insuficiente para lo buenísima que era, al contrario que Héroes.

Pero la degeneración ha sido parecida. Una 2ª temporada bastante mala, pero que todavía tenía algo que ver con lo que trataba la 1ª. Una 3ª temporada que parecía que podía remontar el vuelo pero se quedaba con las ganas, y un cambio de objetivos cogidísimo por los pelos, acabando por dar gena. Pero lo de la 4ª ya es horroroso, una trama estúpida que ni las películas de Antena 3 de un domingo por la tarde con Charles Bronson. Los cojones demostrados matando a ciertos personajes que luego vuelven a la vida porque baja la audiencia, el inventarse otros personajes que no habían tenido nunca nada que ver como malos malosos más malos que la tiña, y yo que sé…

En el caso de Prison Break es especialmente sangrante, porque ves como se degradan personajes antaño carismáticos, a niveles de risa. Scofield ahora es un MacGyver desdibujado sin gracia, Lincoln hace de Steven Seagal pero más cuadrado, pero sobretodo, T-Bag que era asqueroso, sibilino, y malo marica de cojones, ahora es un bufón que sólo hace que escupir cuando habla. Éste es como Sylar, no se sabe ya cuántas veces ha pasado de bueno a malo, incluyendo hasta una redención. En fin.

El único punto positivo es que parece ser que ésta es la última temporada. Menos mal. Y bueno, los últimos 2 capítulos enmiendan algo la trama, pero pensado fríamente, no creo que por 2 capítulos se pueda excusar el zurullo de los 20 anteriores.

Puntuación: 2. Porque cuanto más alto has estado, más dura es la caída. Y menudo batacazo. Infumable y vomitiva. Todo terminó tras Fox River.

Reaper

2ª temporada. Increíble caso de bullying televisivo a una serie. La 1ª temporada, con lo de la huelga de guionistas, y ahora… Recortes de presupuesto bestiales y las horas contadas, cambios de horario para hundirla en la miseria todavía más por su baja audiencia en Estados Unidos (e intentar salvar la cadena la serie 90210, el remake de Beverly Hills). Para una comedia gamberra e inteligentemente soez que había, la hunden en la miseria. La 2ª temporada conserva algunos elementos de la 1ª, no es tan buena, pero cumple.

Sigue siendo divertido ver a Sock hacer de las suyas, y con todo lo que les ha llovido, la tengo bastante entre algodones. Argumentalmente pues es como la 1ª, quizá no tan gamberra, pero casi. Lo mucho que se pasan con Ted merece especial mención, porque se hace odiar el cabroncete. Benji me sigue cayendo mal, y Andi empieza a hacerlo un poco también, pero bueno, con Sock y Sam, y con Satán, tenemos la diversión asegurada.

Parece ser que la 2ª será la última temporada, a no ser que haya algún cambio drástico en la situación, que no tiene mucha pinta, por la baja audiencia. La verdad es que da pena que una serie así vaya a tener en su tumba escrito algo como “Asesinada a traición por 90210 y American Idol”.

Gracias a información reciente, podemos saber que quizá haya esperanza para alguna temporada más de Reaper, habrá que apretar el ojal de forma que no quepa ni un spaghetti.

Puntuación: 7. Una pena el bajón de calidad con respecto a la 1ª temporada, pero las circunstancias son comprensibles, así que hay que ser benevolente con ella.

How I met your mother

4ª temporada. Bueno, como no lo voy a poder ocultar cuando escriba, lo diré de entrada para ahorrar tiempo: ésta sí que es mi serie favorita. Es sin duda la mejor sitcom de la década, una digna sustituta para Friends, pero en su versión más alcohólica y, claro está, actual.

La 4ª temporada no decae en absoluto, sigue su línea de siempre, trayéndonos las obligadas risas semanales como siempre ha hecho. Ha habido un avance en la línea principal argumental, con el asunto del paraguas amarillo y sobretodo, con la última escena del último capítulo. Pero, por suerte, parece que todavía nos queda mucho por andar junto a estos carismáticos personajes.

Y es que hasta han tenido arte ocultando el embarazo IRL de Lily (Allyson Hannigan), sin necesidad de matar a nadie (¡Hola, Prison Break!). Robin sigue siendo canadiense y gun-nut, Mashall sigue siendo un niño grande, Ted un pagafantas con momentos awesome, y por encima de todos, sigue estando el Dios, Mesías y Profeta, Barney Stinson, con un Neil Patrick Harris que cada vez se sale más.

Puntuación: 9. Es que no le puedo dar menos, con la de risas que me ha proporcionado. Ésta es otra que me hará anhelar el frío y los días de mal tiempo, sólo por esperar a que vuelva en otoño.