Ronda de acabadas

Bueno, hace ya algunos meses que volví a ver unas cuantas series por temporada, como antaño, después de un hiato donde veía mucha serie americana y casi ningún anime salvo 1 o como mucho 2. Y, como siempre, las series se agrupan en temporadas, así que suelen acabar muchas de golpe. Así que es momento de una breve opinión de las que han acabado hace nada y menos.

Ha terminado ya K-ON!!, la segunda temporada del moeblob por todos conocido de K-ON!, y con ella ha terminado la serie en televisión. Pero al final del último especial de la segunda temporada han anunciado una película en producción, aunque no se sabe de si será material nuevo, recap, remake, o vaya usted a saber. Veremos.

Sobre la temporada en sí, pues lo mismo que la anterior: mucho slice of life, muy poquita música, pero una serie agradable de ver semana a semana, pudiendo tener el cerebro apagado para ello. Vamos, o te gusta, o la odias a muerte. Y a mí, pues no me desagrada.

Sólo espero que aprovechen en KyoAni para darle caña a alguna de sus súper-franquicias ahora, como adaptar los siguientes libros de la gran Haruhi, o (que Onizuka Dios me oiga), Full Metal Panic! con los grandísimos libros que están por adaptar.

Esta semana también se emitió el último capítulo de la gran esperanza deportiva de la temporada de primavera, aprovechando el tirón del mundial, Giant Killing. Sobre ésta no sé bien qué pensar, puesto que empezó prometiendo ser una aproximación más seria que las que había hasta ahora, y en algunas cosas sí que lo ha conseguido, pero en otras ha sido un poco japonesada típica de planos fijos de “sorpresa” que te duraban medio minuto y no venían a cuento, salvo la intención de alargar al máximo el capítulo para usar menos material del manga.

En global, ha estado bien, aunque algunos partidos han tenido momentos de intensidad nula, en otros momentos sí que ha estado emocionante. Agridulce la serie, y por supuesto, con 26 capítulos una serie deportiva no da para nada: da la sensación de que hemos visto 2 partidos y ya está, los demás o los han pasado por encima o han sido cosas irrelevantes. Pero bueno, si sigue saliendo más material adaptado de esta serie, puede valer más la pena.

Y todavía no hay un shounen deportivo (en anime) que se acerque a Ippo. Creo que cuando me muera, seguirá sin haberlo.

De Kaichou wa Maid-sama tengo muchas quejas, y también ha terminado esta semana. Y es que este shoujo peca de lo que pecan muchos de su especie: empezar bien y con una base interesante, con unos personajes curiosos y una producción en el anime bastante buena, pero al que le sobran la mitad de los episodios. La mismita sensación que me produjo Bokura ga ita, que una temporada de medio año era demasiado, y que con una de 3 meses se podría haber contado la misma historia siendo bastante mejor, al no tener que habernos fumado tantísima mierda.

Vamos, que el visionado normal de la serie, el que sería agradable y bueno de ver, sería coger los 10 primeros capítulos, los 3 o 4 últimos, y ya está. Todo lo de en medio, peine.

Misaki mola, Usui mola, y los personajes en general están muy bien, pero tragarse 13 capítulos por ahí en medio que son totalmente intrascendentes y algunos provocan hasta vergüenza ajena, es demasiado para mí. Y mira que me gusta el shoujo. Por ejemplo, sin ir más lejos, Kimi ni todoke estaba bastante mejor.

Y ahora me toca entrar en terrenos pantanosos, la serie de la temporada veraniega con más legión de haters que hay: Highschool of the Dead. Con esta ya puedo decir que no soy objetivo, puesto que ya hace un par de añitos que disfruté del manga, y desde entonces sólo habrán salido 3 o 4 capítulos en total (los dos Sato encargados del manga deben de ser jodidamente vagos, y les maldigo por ello, que nos tienen con la dieta de la alcachofa desde hace mogollón de tiempo). Además, hay que sumar que me he encargado de la traducción para AU de la adaptación del anime, y me lo he pasado teta metiendo burradas que venían a cuento.

La calidad de producción del anime es realmente buena: música, animación, dibujo… lo tiene todo y bastante bien hecho. Madhouse se ha sobrado muchísimo.

Mucha gente se queja de que el final no es final, y yo en realidad me alegro. Me alegro porque con el poco material del manga que hay por adaptar, no se hayan inventado un final como hacen con el 90% de animes que están en esa situación, lo cual nos deja bastante a las claras que la próxima saga va a ser adaptada, o al menos hay esa intención, aunque al final de la corrida lo que cuente son las ventas que tengan de los DVD/BD. Aunque creo que no habrá que preocuparse, ha tenido bastante repercusión.

También he visto a mucha gente quejarse de que no explican nada del porqué, y a mí me parece eso hasta ofensivo. ¿A santo de qué unos cuantos adolescentes de instituto iban a enterarse de las razones médicas/científicas/conspiratorias/etc de la infección masiva? Cualquier explicación de esto en el argumento que nos presentan sería una mierda cogida con alfileres.

Muchos otros se quejan del excesivo fanservice, pues vale, ahí no tengo nada que rebatir. A mí tampoco me mola tanta teta sin motivo. Al menos he de decir que los personajes femeninos, la mayoría, molan.

Lo dicho, yo esta la recomendaría para pasar un buen rato, con momentos awesome, violencia muy bruta, y tetas por doquier. Lástima que un par de cosas que cambiaron del manga fueran o por censura o por cosas que no vienen a cuento, pero apenas repercute en el desarrollo, así que da igual. Ah, y por supuesto, recomiendo nuestra versión.

Tranquilos, tranquilos, ya acabo con el tocho. Próximamente más, y más curro en AU, que me he quedado sin series casi. Hasta he hecho cosas de otros.