Y… ronda de empezadas

Pues, así de sopetón, me ha dado en los dientes la nueva temporada Otoño 2010. Sin tener ni puta idea de qué iban las cosas, y sólo habiendo oído unas pocas recomendaciones, he empezado a ver unas cuantas series, y la verdad me parece que he acertado con todas ellas.

La mayor sorpresa quizá ha sido Ore no Imouto ga konna ni kawaii wake ga nai, acortando, OreImo. Tiene un dibujo y una animación realmente buenas, y la protagonista Kirino es bastante molona. La historia supongo que a todo el mundo le sonará, por haber visto algunos argumentos parecidos en grandes series del pasado, como en la misma Genshiken, y similares: lo que tiene que pasar una otaku que no ha “salido del armario”, y necesita poder hablar de sus cosas con alguien. Y, el pobretón que pasaba por ahí, es su hermano mayor.

La verdad es que tiene bastante buena pinta, y de momento es totalmente recomendable, aunque vete a saber si acabará siendo un pufo o qué. Al menos, no lo parece ni de lejos. Generalmente buena animación + buen dibujo = buena serie, que estos japos son muy largos y no se dejan la pasta en algo que va a ser un zurullo infecto.

En la serie podréis encontrar mogollón de referencias a otros animes y eroge bastante conocidos, así que a los que os gusten ese tipo de “trivias” estaréis encantados. Por lo visto, no se están cortando demasiado con marcas ajenas, así que lo típico de animes/juegos inventados será sólo en parte, compaginando con los reales.

Ah, y hasta donde yo sé, en AU la vamos a sacar (en forma de colaboración con los chicos de IS), así que si os gusta el anime con subs en español y os gustan los dos fansubs, no os la podéis perder.

Esta otra, Bakuman, es la típica que empiezas a ver por “presión social”. Y es que, sus creadores, Obata Takeshi (dibujo) y Ohba Tsugumi (guión) no son unos cualquiera. Todo perry conoce Death Note, y todo emo/cortavenas también. Y, para no salirnos del tema, es un metamanga al uso: la vida diaria de dos compañeros de instituto que deciden empezar a escribir manga juntos.

Tiene mogollón de referencias a mangas famosos, y el manga mismo en el que se basa el anime está teniendo bastante buena acogida. Y la serie está bien hecha, sin ser un alarde técnico ni nada, pero los detalles como el opening de una serie antigua “inventada” ahí puesto en el primer capítulo hacen que gane bastante.

Obviamente hay que distanciarla de Death Note, en el sentido de que no es un shounen que te haga devorar tomos, sino que es un slice of life bastante logrado.

Ésta me gustaría poder hacerla en AU, pero de momento la cosa está complicada porque los editores (para variar) están sobresaturados. Ya veremos si la cosa cambia más adelante, y a ver qué tal progresa.

Y para cerrar el trío friki, Kami nomizo Shiru sekai, acortando: Kaminomi. Otra serie, ésta en clave de humor, sobre un adicto a los eroge antisocial que por circunstancias debe de aplicar sus conocimientos de pajero a la vida real, donde detesta a las chicas (y ellas le detestan).

Para que os hagáis una idea, imaginaos el estilo de Amagami SS con distintas rutas animadas, pero en un contexto lineal con resets y en clave de humor. Lo cierto es que el anime está muy bien hecho, el opening ya de por sí es algo cojonudo, y el estilo imitación eroge está bastante logrado.

Ésta me sonaba a saco de leer al indio y al negro hablar de ella en el canal privado de entes de AU, que siguen el manga y se hacen pajillas con él. Así que, como me fío de su criterio (a riesgo de cortarles las pelotas como acabe siendo un truño infumable), seguiré viéndola con ansia.

Ah, y creo que el pillao del negro (AnTiDaRkD) se la va a fumar en AU, como si tuviera pocas cosas ya que hacer. Pero bueno, es un no-lifer así que supongo que lo hará bien.

Y para acabar el mega tocho insufrible este, comentar algo de Index II, o sea, To Aru Majutsu no Index II. Si os gustó la primera (a mí no mucho, Railgun me pareció muchísimo mejor) os encantará la segunda. Muy buen dibujo, muy buena animación, y la OST es una caña. El opening de mi amiga Kawada Mami es quizá lo mejor.

Pero no puedo ser imparcial, es que Index me cae fatal (y casi por extensión Touma), no la soporto, y la primera serie me pareció un poco bodriete al final. Pero biribiri Mikoto mola tanto que habrá que hacer un esfuerzo.

Lo dicho, mucho vicio, y alguna que otra serie que quizá tenga que empezar a seguir también, como Star Driver (hace mil años que no veo nada de Bones, y mira que me gustan). O quizá Panty & Stocking, aunque el look me echa mucho para atrás. Pero de momento no hay tiempo para más. A disfrutar.