Sarna con (mucho) gusto no pica (nada)

La verdad, pensar en una traducción de una película de 2h45m, y de más de 2300 líneas, le dan a uno ganas de desaparecer del mapa. Pero es que tanta awesomeness va a ser un dolor placentero, como los que experimentaba el Marqués de Sade.

Así que paciencia, para no acabar quemado y de los nervios, mientras se siguen bajando los bluray, que todavía me quedan bastantes horas, y luego a disfrutar.